¿Y la Noria?
2018-12-21

765

VISITAS
La Noria, ubicada en el viejo camino a Xochimilco, es una instalación de primer mundo que muchos equipos europeos o sudamericanos quisieran tener, cuenta con canchas increíblemente cuidadas, gimnasio, alberca y todo lo que un club como Cruz Azul pueda requerir, además de eso, la máquina cuenta con 14 escuelas oficiales repartidas en todo el país y un sinfín de convenios con otros equipos que nutren a las categorías inferiores, ya que los celestes tienen Sub 20, Sub 17, Sub 15, femenil, Liga Premier – segunda división- y varios conjuntos en la Liga TDP,-Tercera División-.

Con esta infraestructura física y humana, calculamos entonces a más de cuatro mil jugadores que pertenecen al club, mismos que son considerados “de sangre azul” pero que, a últimas fechas, los responsables del primer equipo ni voltean a ver.

Solo para echarle más sal a la herida de lo que pasó en la final pasada, Lainez fue el jugador más desequilibrante de su equipo y el gol que abrió la puerta para que América fuera campeón otra vez. lo metió Álvarez. Así es, los dos muchachos que salieron de las fuerzas básicas del nido, mismos que no son comparsa del conjunto de Miguel Herrera, sino dos piezas fundamentales en el once del “piojo”.

Enfrente, los de azul solo contaban con uno de “sangre celeste”, y miren que el “cata” Domínguez ha sobrevivido muchas cosas para mantenerse ahí, en el primer equipo, pero adonde quiero llegar y aplaudiendo ahora las contrataciones de Orbelin y de Jonathan Rodríguez, para apuntalar la media ofensiva, a Peláez y a Caixinha se les ha olvidado mirar a sus fuerzas básicas.

Esos chicos tienen en su ADN futbolístico un odio nato al color amarillo y la sangre azul hierve dentro de sus jóvenes venas, ávidas de triunfo y de algún día ponerse esa camiseta azul que han usado desde que eran niños.

La pobre actuación del equipo en la final y la “poca sangre” que mostraron la gran mayoría de los jugadores, nos habla de que ninguno de ellos podrá sentir la playera como lo hubiera hecho cualquier chamaco venido de Ciudad Cooperativa o de la planta de Oaxaca, o de cualquiera de las escuelitas en dónde una Cruz de color celeste es religión y el primer mandamiento es odiar lo amarillo.

Sajhid Domínguez es un periodista deportivo con más de 20 años de experiencia, colaboró para Grupo Acir en DF, Diario Quequi, Canal 10 Cancún, Por Esto de Quintana Roo y hoy se desempeña como editor en jefe de www.deportepordentro.com.mx
Siguelo en @sajhidcancun o envía tus comentarios a [email protected]

lo mas visto

>